Imprimir
 Foto: Heconomía
Diez propuestas optan al premio de 25.000 euros del 'Reto Malacate' para promover el emprendimiento en la Cuenca
01/10/2018 / Redacción

El galardón está convocado por la Fundación Río Tinto y la Fundación Atalaya

Diez proyectos aspiran a ser el ganador de la primera edición del “Reto Malacate”, la iniciativa conjunta de Fundación Río Tinto y Fundación Atalaya para promover el emprendimiento en los municipios de la Cuenca Minera onubense. El plazo de presentación de candidaturas, que se abrió a finales del pasado mes de mayo, finalizó la semana pasada con la recepción de las propuestas que, tras comprobar que cumplen los requisitos contemplados en las bases, tendrán que ser valoradas por el Jurado en las próximas semanas.

De los diez proyectos que optan al premio de 25.000 € aportado por ambas Fundaciones, cinco radican en Nerva, tres en Zalamea la Real, uno en Campofrío y el resto ha sido elaborado por emprendedores de diversas procedencias, que tal como reza en las bases, plantean ideas a desarrollar en alguno de los municipios o en el conjunto de la comarca de la Cuenca Minera.

El fallo del Jurado se hará público en un evento que tendrá lugar en la segunda quincena de noviembre, en el que se proclamará el ganador de la primera edición del “Reto Malacate”.

Las entidades promotoras se muestran satisfechas con la respuesta obtenida, tanto en el número de proyectos recibidos como en su contenido: “Teniendo en cuenta que se trata de la primera edición, vemos con satisfacción que se ha generado un movimiento de activación de proyectos de emprendimiento. Por otra parte, en cuanto al objetivo de diversificación, hay propuestas de base tecnológica, de establecimiento de comercios, de servicios sanitarios, de productos e infraestructuras turísticas, de eficiencia energética, etc., lo que significa que se ha interpretado correctamente el espíritu de la iniciativa”.

Una de las principales carencias en el ámbito de los municipios de la Cuenca es la debilidad del tejido productivo, históricamente dependiente de la minería y sujeto, por tanto, a las circunstancias propias de la actividad extractiva. “Ambas fundaciones pensamos que es precisamente en un momento de auge de la actividad minera como el actual cuando hay que plantear medidas que busquen la diversificación empresarial local, pensando incluso en un futuro sin operación minera”.

Los objetivos del “Reto Malacate” son promover tejido empresarial, ayudar a los emprendedores, diversificar el tejido productivo, aprovechar nuevos nichos de actividades económicas y contribuir a la generación de empleo. No se trata de tapar urgencias del presente sino de apoyar propuestas que puedan tener continuidad y sean capaces de crecer por sí mismas a partir de un impulso inicial que suponen los 25.000 € de premio.

La denominación “Reto Malacate” refleja el reto que lanzan los promotores a los emprendedores de la comarca para que demuestren que existen ideas y personas dispuestas a desarrollarlas. Por otra parte el malacate es un emblema de la comarca que sugiere una interpretación simbólica ligada al emprendimiento: es una máquina o estructura que se usa para sacar a la superficie los minerales del subsuelo; del mismo modo esta iniciativa pretende hacer aflorar las mejores ideas de emprendimiento y desarrollo local para que se conviertan en realidades.

Sobre las Fundaciones
La Fundación Atalaya fue puesta en marcha por Atalaya Mining, la compañía minera que opera la mina de Riotinto, como vehículo para liderar las acciones de responsabilidad social de la empresa minera. La Fundación Río Tinto, desde su creación en 1987 está dedicada al estudio y preservación del patrimonio industrial heredado de la antigua empresa minera y a su recuperación en proyectos que generen valor añadido a la comarca, como el Parque Minero de Riotinto.